Las innovaciones tecnológicas que se avecinan en el horizonte de los próximos cincuenta años modificarán de tal manera nuestras vidas actuales que sólo un cambio de mentalidad global podrá asimilarlas. Lo afirma el 2005 BT Technology Timeline, el ejercicio de prospectiva tecnológica elaborado por expertos de British Telecom, que anticipa las posibles innovaciones tecnológicas en campos tan dispares como la salud, la economía, la demografía, la energía, la robótica, el espacio, las telecomunicaciones y los transportes.

Los autores se apresuran a aclarar en toda lógica que los escenarios que dibujan son meras posibilidades, así como las previsibles implicaciones sociales de tales innovaciones. Para dibujar estos escenarios han consultado a expertos de diversos campos de todo el mundo. Con ellos han perfilado un consenso respecto a qué tecnologías tienen [[#|más]] posibilidades de emerger en los próximos años, en qué momento harán irrupción en la sociedad y qué impacto social puede esperarse de ellas.

El resultado son unas mil tecnologías emergentes clasificadas por especialidades y por el período de tiempo en el que supuestamente estarán disponibles para la sociedad, tal como explica BT en un comunicado. Existe una versión panorámica del informe, así como otra interactiva, que resultan muy elocuentes.

futa

Los autores reconocen que muchas de las tecnologías dibujadas parecen de ciencia ficción, pero recuerdan al respecto la tercera ley del escritor de ciencia ficción Arthur C. Clarke, formulada en 1962: Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia. pega deooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

Los cambios o mejoras técnicas se aplican para
resolver algún problema que puede ser propio
del proceso de producción, alguna mejora que
permita aumentar la cantidad de mercancías
producidas en cierto lapso o incrementar la calidad
de los productos. Los cambios técnicos también
pueden ser generados por algún requerimiento
de la sociedad: necesidades de comunicación
o transporte más rápidos y seguros, máquinas
que se encarguen de las tareas repetitivas,
incluso medidas de seguridad o medios de
entretenimiento para el tiempo de ocio.
En el campo industrial todo cambio técnico, por
mínimo que sea, implica una modificación de
diferentes partes del proceso, ya que todas las
actividades están vinculadas entre sí. Es por eso
que las industrias no se modernizan al mismo
ritmo de la evolución tecnológica, pues necesitaría
invertir más dinero del que producen y eso las
llevaría irremediablemente a la quiebra, crearía
desempleo y crisis económica.